Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Matilde de la Torre

Matilde de la Torre Gutiérrez, nacida el 14 de marzo de 1884, fue una conocida escritora, periodista, pedagoga y socialista cántabra.

Nacida y criada en una familia acomodada en Cabezón de la Sal, Matilde se crio en un ambiente intelectual que inculcó en ella, ya desde muy joven, una aspiración por el arte y por la situación social del momento. Su abuelo materno, Castor Gutiérrez de la Torre, había fundado en 1856 el periódico La Abeja Montañesa y su tío Enrique Gutiérrez-Cueto fue el promotor y director del periódico El Atlántico (1886). La relación de Matilde con la hija de este último, María (Gutiérrez) Blanchard , solo tres años mayor que ella supuso también para esta una motivación para formarse y perseguir sus ambiciones artísticas y políticas.

Legado

Matilde de la Torre impactó en gran medida el panorama social de su tierra, en concreto de su villa natal, Cabezón de la Sal, a través, en parte, de uno de sus proyectos más queridos: la Academia Torre. Dicha academia instruía a sus alumnos basándose en los principios de la Institución Libre de Enseñanza, ofreciendo una enseñanza justa y laica.

Además de sus inquietudes sociales, de la Torre estaba muy concienciada con salvar las tradiciones culturales de su región, impulsando así en 1924 la creación del Orfeón de Voces Cántabras. El objetivo de esta agrupación musical era la de recopilar y rescatar danzas y cantos del cancionero popular cántabro. Entre ellas se encuentra la Danza de Ibio que se sigue representando hoy en día en numerosos eventos de Cantabria, en especial en la zona de Cabezón de la Sal y municipios colindantes.

Carrera política

Siguiendo los pasos de Clara Campoamor, Victoria Kent y Margarita Nelken, primeras diputadas de la historia de España, Matilde de la Torre se presentó en noviembre de 1933 a las elecciones bajo las siglas del PSOE aspirando a formar parte del congreso de la II República española. Así es como se convierte en una de las cinco mujeres con asiento en el congreso.

Sus dos primeros años como diputada se vieron marcados por la reforma agraria promovida por el gobierno de Azaña, motivando a Matilde a fundar las Casas Campesinas de Cantabria, una organización creada para darle voz a los jornaleros, arrendatarios y pequeños propietarios. Esta organización llegó a contar con casi 2500 afiliados.

Tras la derogación de una de las leyes reformistas de Azaña se convoca la huelga revolucionaria de 1934 la cual Matilde de la Torre apoyó. Y en 1936 Matilde repite cargo gracias a que las izquierdas consiguen la victoria en las elecciones agrupadas en el Frente Popular. Sin embargo, el golpe militar junto con el inicio de la Guerra Civil suponen el declive de la carrera política de la izquierda en general y de Matilde en concreto. Su apoyo a Juan Negrín, presidente del gobierno de la II República en 1937, le supone a la cabezonense perder el favor de gran parte de los militantes de su partido.

Exilio

Cuando el bando republicano perdió la guerra, Matilde de la Torre se ve obligada a partir al exilio, primero a Francia y en 1940 a México, país en el que vivió hasta su muerte el 16 de marzo de 1946. Unos días después, De la Torre recibió a título póstumo la expulsión del PSOE, militancia que se le restituyó en 2008 junto con la de otros militantes expulsados en los años cuarenta como el propio Juan Negrín.

Obras

Entre sus obras destacan Jardín de las Damas curiosas (1917) inspirada en un cuadro de su prima María Blanchard, Don Quijote Rey de España (1928), El Ágora (1929), El banquete de Saturno (1931) y Mares en la sombra (1940).

Bibliografía

Aroca Mohedano, Manuela. Mujeres en las Organizaciones Socialistas durante la Dictadura. Antecedentes en la Segunda República

M.ª C. Calderón, Matilde de la Torre y su época, Santander, Tantín, 1984; Torre, Matilde de la (1884-1946), Madrid, Fundación Friedich Ebert, 1984; VV. AA., Gran Enciclopedia de Cantabria, Santander, Editorial Cantabria, 1985; S. Tavera (coord.), Mujeres en la historia de España. Enciclopedia biográfica, Barcelona, Planeta, 2000, págs. 696-700.

Quizás te interese:

9 respuestas a «Matilde de la Torre»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: